Begona Zamacona Begona Zamacona

A VECES

A veces cuando ordeno mi armario encuentro aquel pañuelo que no te regalé.

Sigue en la bolsa que me dieron en la tienda al comprarlo, color «nude» (dijo la dependienta) , me hizo gracia y te lo compré.

A veces cuando lo encuentro lo saco de su bolsa y lo miro, recordando la tarde en que quedamos para vernos y yo me lo olvidé en casa (mis despistes)

Tu en cambio no olvidaste tus regalos, siempre tan cuidadosa, que yo recibí encantada entre risas y algo avergonzada por mi olvido.

A veces recuerdo tu sonrisa diciendo:» tranquila, que yo iré a buscar tu regalo, así otra excusa para vernos.»

Lo siguiente que supe de ti, es que habías muerto, así sin más, como un golpe en la cabeza.

A veces cuando ordeno mi armario y encuentro aquel pañuelo que no te regalé, recuerdo nuestras conversaciones de madrugada, las risas cómplices.

A veces cuando ordeno mi armario lloro, vuelvo a dejar el pañuelo en su sitio, y entonces sé que no lloro por ti, sino por mi.

Begoña Zamacona 16/7/2017
ilustración Ágata Wierzbicka

Share Post :

More Posts

4 Comments

  • Lara
    17 junio, 2019 at 11:44 am  - Reply

    Me ha gustado mucho Begoña, llega al corazón.

    • Begoña Zamacona
      12 agosto, 2019 at 5:44 pm  - Reply

      gracias Lara, besazo

  • Maria Jesus Beristain
    20 octubre, 2021 at 8:53 am  - Reply

    Llego hasta tu casa de nuevo. Estaba perdida. Lloro contigo. Hay pérdidas como heridas que no se cierran nunca. Y, algo necesitamos inventar para seguir viviendo. Tiene razón tu madre, y también tu hijo. Y a mí me encanta lo que cuentas… Tan autentico, tan profundo, tan sentido que hasta yo me siento llorar de emoción contigo.

    • Begoña Zamacona
      4 noviembre, 2021 at 1:51 pm  - Reply

      muchas gracias, querida, por estar ahí. Abrazo grande.

Deja una respuesta